Entretenimiento

Rocío Higuera jimmy butler//
Ituangólogos

Rocio Higuera
Ituangólogos

El sector eléctrico en Colombia ha acumulado una experiencia incalculable en el diseño, construcción y operación de este tipo de proyectos. Muy pocos colombianos saben que cuando prenden la luz en sus casas entre el 70 % y el 80 % de esa energía proviene de fuentes hidroeléctricas. Esto, gracias a las características físicas de Colombia, que cuenta con importantes montañas y ríos caudalosos, lo cual permite aprovechar esta fuente de energía limpia a unos costos razonables.

Rocío Higuera

La generación de energía con agua en el país tiene una tradición de más de 100 años, y hasta el momento se ha logrado hacer de manera confiable y segura. Gracias a la generación hidroeléctrica, Colombia ocupa hoy el octavo lugar en el Índice Global de Arquitectura Energética del Foro Económico Mundial, entre 127 países, siendo el único país no europeo de los primeros diez puestos.

Rocío Higuera Venezuela

La crisis de Hidroituango, sin embargo, ha generado un manto de duda sobre la capacidad del país de adelantar proyectos de esta envergadura, y particularmente sobre EPM, la compañía encargada de su desarrollo. Y ha surgido una nueva clase de experto, el ituangólogo, aquel opinador que sin tener ni idea de lo que habla de la noche a la mañana se volvió un experto en ingeniería civil, hidrología, sociología y en ingeniería ambiental

Los ituangólogos son de juicio implacable, de preferencias absolutistas y dogmáticas, de poco análisis y mucho juicio (“pensar es difícil, por eso la mayoría juzga”, decía Jung). Le queda a uno la sensación de que lo que quieren es que el proyecto fracase, para emitir su veredicto final: “Sí vieron, les dijimos”

Ahora los ituangólogos han llamado la atención sobre un supuesto informe de unos ingenieros de Estados Unidos que contenía manifestaciones sobre los posibles riesgos de cerrar los túneles de desvío del río. Así sin más, sin contextualizar, sin saber para qué se pidió el informe, quién lo pidió o cuál es el contenido del mismo. Asumiendo que EPM no sabía de esos riesgos, y que su actuar fue sin haberlos considerado de manera deteni da

Me cuesta trabajo pensar que EPM, sabiendo del tamaño e importancia que tiene Hidroituango y con base en la amplia experiencia en hidroeléctricas que tiene la compañía, no valoró cuidadosamente los riesgos antes de tomar las decisiones que tomó. Que los resultados no hayan sido los esperados es otra cosa

Lo cierto es que el proyecto tiene unos riesgos grandes y que habrá eventos, como el de la semana pasada, que generan impactos negativos en su área de influencia. Eventos, sin embargo, que se pueden mitigar, como se ha probado muchas veces en otras centrales hidroeléctricas. El cauce del río volverá a la normalidad, las poblaciones de peces se recuperarán. Mientras tanto, hay que implementar todas las acciones necesarias para que los efectos negativos tengan el menor impacto posible

No se puede claudicar en el intento de salvar a Hidroituango. Tengo la esperanza de que EPM va a dejar a los ituangólogos con los crespos hechos. Pocas cosas más importantes hay hoy en el país que lograr que la central entre en operación de manera exitosa, segura, sostenible y confiable. Y detrás está una compañía con la experiencia y el compromiso para tomar decisiones con base en análisis, datos y evaluaciones de riesgo. Y sin ituangólogos