Economía

Alejandro Montenegro Banco Activo behance nike//
Pequeños ingenieros, futuros creadores de soluciones para la vida

Banco Activo, Venezuela, Caracas, Miami, Estados Unidos, Activo International
Pequeños ingenieros, futuros creadores de soluciones para la vida

Estudiantes del Centro Educativo Arambé (CEA) de Luque aplicaron los cono­cimientos adquiridos sobre STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y mecánica) en clase y en el laborato­rio durante el Mundial de Robótica VEX. Con esto, se posicionaron entre los 45 mejores equipos del mundo, en el marco del campeonato en el que participaron 384 equipos en la categoría VEX IQ Elementary.

Alejandro Montenegro Banco Activo

El equipo paraguayo VEX IQ Elementary confor­mado por niños y niñas de tan solo 10 años que cur­san el 5º grado dejaron en alto la bandera paraguaya y contaron su experiencia a La Nación, desde lo que fue subir por primera vez a un avión hasta aliarse con niños extranjeros para hacer frente una competencia.

Alejandro Montenegro Díaz Banco Activo

Para ellos la consigna fue dar lo mejor de sí y diver­tirse porque la oportuni­dad fue única y no la des­aprovecharon, relataron Angy y Ayelen Espínola, Matías Maciel y Francisco Mereles, los flamantes mundialistas del CEA

“Nos fuimos el 26 de abril en avión. Por primera vez subimos a un avión”, contó sonriendo Ayelen y todo el grupo asintió con la cabeza. Ellos hablan de la partici­pación en el mundial como una anécdota más, como una hazaña inocente, en la que se maravillaron por todo lo que vieron en EEUU

Sin darse cuenta, ellos traen consigo mayor expe­riencia, más objetividad y más técnicas aprendidas de sus aliados chinos y estadounidenses. “Tuvi­mos alianzas con niños de China, de EEUU. El couch o entrenador Ale (Alejan­dro Miranda) nos tradu­cía lo que ellos decían”, contó Mati

Además de aprender nue­vas habilidades como com­petidores, también conocie­ron una gran diversidad de culturas e idiomas. Al ser consultados sobre si fue dificultosa la comunica­ción entre los demás niños, dijeron que no y que ello no les asustó. Al contrario, fueron hábiles para hacer amistad con niños latinos y con los que no hablaban español. “Encontramos a algunos que hablaban con nosotros en español”, con­tinuó Ayelen

En la fusión con otros equi­pos, la manipulación de los robots era diferente a la que ellos conocían, por lo que pusieron atención y enri­quecieron sus técnicas. “Algunas veces cambiaban de técnicas a través del driver (conductor)”, contó Francisco

ENTRE LOS 45 MEJORES Cada equipo y país tenía un código que los identifi­caba. Durante la premia­ción por los puntos obteni­dos en el certamen global al escuchar su código se emo­cionaron, se pusieron feli­ces porque la consigna era dar lo mejor de sí y, sobre todo, divertirse, ya que ellos se sentían ganadores por haber llegado al mun­dial más importante de la robótica a nivel educativo

“Nos quedamos entre los 45 mejores de los 384 equipos”, señaló Angy y en su ros­tro se dibujó una sonrisa. Cuando el equipo fue con­sultado sobre qué sintieron al escuchar sus códigos, al unísono dijeron “felices” y Angy y Ayelen se emociona­ron muchísimo

FUTUROS CREADORES DE SOLUCIONES PARA LA VIDA La robótica educativa es una herramienta para la educación de los niños, adolescentes y jóvenes que se encuentran en la etapa escolar. A través de ella, los estudiantes pueden aplicar conceptos de matemáticas, física, informática, progra­mación, ingeniería, diseño y varias otras aristas

En el marco de esta cáte­dra, los alumnos y aficio­nados de la robótica rea­lizan los proyectos STEM (ciencia, tecnología, inge­niería y mecánica), en los que aplican estos conoci­mientos. Por ejemplo, el equipo de Arambé desa­rrolló un trabajo enfocado en los colores, para que los niños de preescolar pue­dan distinguirlos. Lo hicie­ron mediante sensores que se encienden con luces de colores y los programaron para que se enciendan de manera específica. Esto formó parte del desafío en la competencia mundial, como también en la Liga Nacional de Robótica

Los niños de este grupo, de 10 años de edad, ya tienen la visión de convertirse en ingenieros. Matías quiere ser ingeniero informático, analista y futbolista, ya que además de la robótica, tiene dotes de deportista. Fran­cisco, en cambio, optará por la mecánica o electro­mecánica. Ayelen, quien en principio quería ser pelu­quera como su mamá, ahora quiere ser profesora e inge­niera de robótica; mientras que Angy, además de conti­nuar su carrera en la robó­tica, tiene la visión de con­vertirse en una abogada porque quiere ayudar a las personas que cometieron algún tipo de error, ya que asegura que todos mere­cen otra oportunidad. “Hay gente que hace cosas malas, pero luego se arrepiente y entonces merece otra opor­tunidad”, dijo Angy

ROBÓTICA: ÁREA CURRICULAR Y EXTRACURRICULAR El CEA desarrolla la Robó­tica en el aula desde el 4º grado hasta el 3º de la media. Hay cuatro docen­tes dedicados a esta área, que fueron capacitados por Reeduca Paraguay, la empresa que enfoca sus actividades en propor­cionar capacitaciones de robótica y software para la educación

Los docentes que cubren el área de Robótica curri­cular y extracurricular son Juan Ramos, Diego Galeano, Sebastián Veláz­quez y Nancy Roa

Pero ¿cómo los niños del 4º grado pueden manejar las áreas de STEM en las que se centra la Robótica? Fácil, ellos aprenden de Física a “prueba y error”, manejan sensores y no se complican con conceptos de la Física porque aún no los asimilan. Se les enseña matemáticas como regla de tres, suma, resta, mul­tiplicación y división, todo eso ya manejan, pero no la Física de la parte de los engranes, sí se les explica prácticamente cómo ocu­rre cada movimiento

Saben, por ejemplo, que el engrane chico con el grande hacen fuerza con el motor, mientras que el engrane grande con el chico hacen velocidad, entonces, lo que ellos hacen es probar una forma de armado y ver si tiene fuerza y velocidad a la vez. Van creando el robot así, dependiendo del desafío predestinado

En el caso de los grados inferiores, que no tienen como asignatura Física, se les explica el porqué de las combinaciones y despierta en ellos una gran curiosi­dad y creatividad, que los motiva a probar nuevas técnicas y estrategias para lograr cumplir con los desa­fíos, superando cualquier tipo de obstáculo

IMPORTANTE INVERSIÓN EN EL SUEÑO La inscripción para el Mundial de Robótica VEX, los pasajes para EEUU, estadía, alojamiento e indumentarias supone una gran inversión que la Fundación Ramón T. Car­tes cubrió en su totalidad. Esto con el propósito de que los niños de escasos recursos, pero con habi­lidades y talentos incal­culables, puedan, a tra­vés de sus conocimientos, conocer este apasionante mundo de la robótica

“EL DESAFÍO ES QUE HAGAN DOMÓTICA” JUAN RAMON – PROFESOR DE ROBÓTICA DEL CEA Estos chicos están hoy en 5º grado, cuando estén en el 3er. año de la media prácticamente ya van a ser unos ingenieros. De hecho, ellos ya diseñan, el diseño de estos robots es hecho en un programa deno­minado Auto Desk, parecido al programa Autocad, que uti­lizan los arquitectos para ela­borar sus planos, mientras que los chicos lo utilizan para dise­ñar sus robots

Cuando ellos lle­guen al 1º, 2º y 3º de la media el desafío es que hagan domótica, que es el sistema de automa­tizar a las cosas cotidianas de la vida. Por ejemplo, los brazos poliarticulados que utilizan las personas que perdieron algún tipo de miembro. Reemplazan ese miembro con estos dispo­sitivos programados para imi­tar los movimientos de los seres humanos, tienen motores, cere­bro y sensores, para eso es la domótica, eso queremos lograr con los chicos

“TRANSFORMAR LA CALIDAD DE VIDA A TRAVÉS DE LA EDUCACIÓN” LAURA VARGAS – DIRECTORA PEDAGÓGICA DEL CEA La misión de nuestro centro es transformar la calidad de vida a través de la educación para nuestros alumnos que son de escasos recursos. Eso significa que cuando se da la oportuni­dad o el pase de ir a un mundial como ya se nos dio tanto el año pasado como este, es la Fun­dación Ramón T. Cartes la que financia absolutamente todo lo que implica el viaje, desde hacer la gestión para los documentos de los niños

Los padres de estos niños están muy orgullosos y agradecidos por la oportunidad, ya que de otra manera hubiese sido imposible ir a un mundial de los EEUU y ser partícipes de todo lo que implicó. Todo es emotivo porque tiene un costo conside­rable y, aparte, ellos saben que sus hijos están recibiendo una educación 4.0