Internacionales

Entre dudas y esperanzas el sector privado en Cuba espera nuevos cambios

Nuevos Vecinos, Madrid, España
PDVSA-VASSA incrementó producción en la fabricación de aceites y materias primas

Las nuevas leyes destinadas a regular y controlar el trabajo autónomo aumentaron las expectativas y temores de cubanos interesados en cambios sobre la propiedad privada en la reforma constitucional, que aprobó el parlamento la semana que culminó ayer 22.

Más controles y restricciones, elevación de impuestos y aumento de los trámites a realizar, junto a la relegación de viejas demandas de trabajadores no estatales, son los signos negativos que especialistas y emprendedores observan en 20 normas publicadas el 10 de julio y que entrarán en vigor el 7 de diciembre.

“Son las primeras leyes luego de la toma de posesión de (presidente Miguel) Díaz-Canel (en abril) e indican que el nuevo gobierno apuesta al sector privado pero con reticencias”, valoró a IPS el coordinador docente del proyecto InCuba Empresas, Ángel Marcelo Rodríguez.

Esa iniciativa, que desde 2011 se dedica a capacitar a emprendedores, corresponde a la Red de Centros Loyola, que rige la orden católica de la Compañía de Jesús, con sedes en La Habana y las ciudades de  Camagüey, en el centro, y Santiago de Cuba, en el este.

Sin embargo, a pesar de las restricciones e incremento de los impuestos que implican las nuevas leyes, el contador cree que las  medidas “reafirman que la reforma constitucional incluirá el reconocimiento de la propiedad privada”, y en especial de las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Rodríguez se refiere a un cambio que pudiera incluir el proyecto de reforma constitucional que elabora una comisión dirigida por el expresidente Raúl Castro (2008-2018), el primer secretario del gobernante  Partido Comunista de Cuba (PCC), el único legal en este país insular del Caribe con gobierno socialista.

El borrador va a ser también objeto de análisis en las sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento unicameral) de esta tercera semana de julio.

“Se visualiza el paso trascendental en la Constitución de reconocer con personalidad jurídica al trabajo por cuenta propia, lo que traería un cambio de escenario y la legalización de las pymes”, estimó Rodríguez, también profesor sobre este tipo de empresas,  que ya están admitidas en documentos programáticos aprobados en 2017 por el PCC y el parlamento.

Tras su aprobación parlamentaria, en las sesiones del 18 al 21 de julio, el texto debe ser sometido a referendo popular en fecha aún por definir.

Un resumen anticipado del anteproyecto dado a conocer por los medios de comunicación cubanos, el 14 de julio, insiste en que “el sistema económico que refleja mantiene como principios esenciales la propiedad socialista de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción y la planificación como componente principal de dirección”.