Internacionales

Crece descontento en Ecuador por alza de precios de combustibles

Diversos grupos plantearon con anticipación el congelamiento inmediato de los precios, que hasta el viernes eran de 2,50 dólares para la gasolina extra (corriente) y de 1,69 para el diésel, el más consumido y que desde 2020 subió en un 70 por ciento

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, aumentó el viernes (22.10.2021) hasta en 12% el precio de los combustibles y atizó el descontento de indígenas, trabajadores y estudiantes que preparan una protesta contra el gobierno para el próximo martes en Quito.

“A partir de ahora se establece el precio de la gasolina extra en 2,55 dólares el galón (3,8 litros) y de igual manera el precio del diésel (…) se establece en 1,90 dólares”, dijo Lasso en una alocución desde el puerto de Guayaquil (suroeste).

Los nuevos precios entrarán en vigencia a partir de la medianoche del viernes y permanecerán congelados por un tiempo indeterminado.

Lasso también suspendió los incrementos mensuales que se aplicaban desde 2020, mediante reajustes de acuerdo a la cotización del petróleo en el mercado internacional, con miras a eliminar los millonarios subsidios de forma gradual.

Tras los anuncios, indígenas y obreros dijeron que Lasso se “ha burlado” de los sectores sociales y reafirmaron sus protestas del martes. El mandatario apoya eliminar subsidios y dar compensaciones a transportistas y otros sectores deprimidos, sin que se conozcan acuerdos con el sector.

Diversos grupos plantearon con anticipación el congelamiento inmediato de los precios, que hasta el viernes eran de 2,50 dólares para la gasolina extra (corriente) y de 1,69 para el diésel, el más consumido y que desde 2020 subió en un 70 por ciento.

“Rechazamos, condenamos el nuevo incremento al precio de los combustibles que con engaño el presidente de la república ha dicho que congela, cuando realmente incrementa”, expresó Leonidas Iza, presidente de la mayoritaria Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie).

Lasso, quien lleva apenas cinco meses en el poder, tildó de “golpistas” y “conspiradores” a los grupos que convocaron a protestar el próximo martes.

Por su parte, la Conaie se declaró “en resistencia” y aseguró que no aceptará “semejante incremento”.

La organización indígena lideró violentas protestas en 2019 contra la eliminación de subsidios a los combustibles, las cuales dejaron 11 muertos y obligaron al entonces mandatario Lenín Moreno a dar marcha atrás en las alzas.

Antes del anuncio de aumentos, las organizaciones sociales resolvieron marchar el martes pese al estado de excepción decretado por el gobierno por 60 días para enfrentar la violencia del narcotráfico. Bajo esa figura, militares salieron a patrullar las calles, aunque el gobierno no ha restringido derechos como los de protesta y reunión.

gs (afp, RPP Noticias)

Ver el video 01:36 Lasso dice “respetar” la independiencia de la Fiscalia ante las acusaciones de fraude