Economía

Aún no se designa a un fiscal para investigar gestión de Nenecho

DIFÍCIL ACCESO. Solicitudes de información cajoneadas y los pocos datos disponibles en su web, en un formato que lejos de facilitar, dificulta el control ciudadano, aplazan en transparencia a la Municipalidad de Asunción

El Ministerio Público se niega a designar un fiscal que investigue los hechos denunciados contra el intendente electo de Asunción, Óscar Nenecho Rodríguez, pese a que ya pasaron dos semanas de la presentación. La última información que dio la Fiscalía es que estaban en etapa de análisis.

Los miembros de la oposición denunciaron al reelecto jefe comunal ante la Fiscalía de Delitos Económicos, luego de que se haya destapado el escándalo de la supuesta sobrefacturación de detergentes, saturómetros, toallitas desinfectantes y otros insumos más, adquiridos supuestamente a través de “empresas de dudosa constitución”.

La Municipalidad informó que utilizó G. 16.000 millones de los G. 21.000 millones otorgados a la Comuna, para gastos por emergencia sanitaria. De ese total usado, hasta la fecha, la Municipalidad solo dio a conocer facturas por G. 6.252.506.200, tras una orden judicial. Muchos sectores cuestionan el llamativo silencio de la Fiscalía, que parece ser condescendiente con el político colorado, ya que existe celeridad para muchos otros casos. El mismo cuestionamiento hacen con el caso del gobernador de Central, Hugo Javier, quien pese a las pruebas por facturas falsas, no fue procesado.

SOBREFACTURACIÓN. En la denuncia contra Nenecho presentaron documentos que fueron puestos a luz, se descubrió que la Municipalidad compró toallitas desinfectantes a un precio unitario de G. 259.600, detergentes desinfectantes a G. 393.800 y detergentes desinfectantes en pulverizador a G. 221.650.

Se determinó que “varios de los productos eran de origen francés y que poseen representantes que negaron haber vendido insumos a las empresas”.

La denuncia presentada fue por estafa, lesión de confianza y otros hechos.

DIFÍCIL ACCESO. Solicitudes de información cajoneadas y los pocos datos disponibles en su web, en un formato que lejos de facilitar, dificulta el control ciudadano, aplazan en transparencia a la Municipalidad de Asunción.

Las trabas al acceso a información de carácter pública se traducen en falta de voluntad política para transparentar la gestión.

ÚH conversó con el abogado Mario Ovelar, director de Acceso a la Información Pública del Ministerio de Justicia. Voz autorizada para referirse a la situación del Municipio capitalino en materia de transparencia, como coordinador de las oficinas de acceso a la información de las distintas instituciones.

Para el Ministerio de Justicia, la Comuna no le da la importancia a solicitudes de información de ciudadanos. “Vemos desde el Ministerio que no les dan la importancia o el valor a las solicitudes ciudadanas, y nosotros consideramos que es al ciudadano a quien hay que rendirle cuentas”, manifestó Ovelar.

La Municipalidad de Asunción, en lo que va del año, lleva más de 70 solicitudes de información sin responder, según el Ministerio de Justicia.

Otra dificultad con que se encuentra el contribuyente en su rol de contralor, es que si bien la Municipalidad publica sus planillas de empleados en la web, el formato no admite, por ejemplo, la opción de búsqueda, por lo que encontrar a un determinado funcionario puede llevar días, inclusive semanas. Tampoco el Municipio reporta sus funcionarios a la Secretaría de la Función Pública (SFP), según se puede corroborar en el Portal de Datos Abiertos.

“Solemos entrar a verificar y vemos que se cargan –planillas de funcionarios– en formatos PDF, que no facilitan al ciudadano poder buscar a un funcionario específico, como así también las nuevas contrataciones que se van haciendo, no podemos tener esa transparencia”, expresó el director de Acceso a la Información Pública de la cartera de Justicia.

Lejos de convertirse en un ejemplo para los demás municipios, la Municipalidad de la Capital es señalada por el Ministerio de Justicia por cumplir “a medias” la Ley N° 5282 de Libre Acceso Ciudadano a la Información Pública.

“Hay que entender que la transparencia vino para quedarse, que no es algo pasajero (…). No hay la voluntad política suficiente para poder transparentar en su totalidad la información”, cuestionó Ovelar.

Poco antes de las elecciones municipales, que fue electo Óscar Nenecho Rodríguez para volver a ocupar el sillón municipal, la Comuna se vio forzada a publicar detalles de los gastos por Covid-19. La solicitud de la información fue presentada por la ex candidata a la intendencia Johanna Ortega, quien al no obtener respuesta acudió a la Justicia.

Tras la publicidad de los documentos, se presentaron las denuncias en contra del intendente electo sobre supuestas irregularidades con los fondos que destinó a la emergencia sanitaria.

El portal unificado (https://informacionpublica.paraguay.gov.py/) es la herramienta que dispone el ciudadano para solicitar datos de interés a cualquier institución pública.

Parejas fieles a Rodríguez bien acomodadas en Municipalidad

La Municipalidad de Asunción es su “nido de amor”. Desde altos cargos aplauden la gestión de su jefe y despotrican contra quienes lo cuestionan.

Premiadas antes, hicieron campaña a favor de Óscar Nenecho Rodríguez. Son tres parejas bien acomodadas en el Municipio que están de parabienes con la victoria del colorado.

Sara Giménez llegó a la Dirección de la Terminal de Ómnibus de Asunción (TOA) de la mano de Óscar Rodríguez. Comisionada de la Junta Municipal a la Intendencia, asegura su cargo con la vuelta de Nenecho al sillón municipal.

El marido de Sara también es funcionario de la Junta Municipal y, al igual que ella, está comisionado a la Intendencia. Su nombre es Fernando Chávez, y es el director de Servicios Urbanos, designado por Nenecho en mayo del año pasado.

La directora de la TOA figura en planilla de funcionarios de la Junta Municipal correspondiente al mes de agosto con un salario de G. 6.809.640, bonificación de G. 1.315.700 y subsidio médico de G. 208.319. No figura en planilla de funcionarios de la Comuna, a diferencia de comisionados de otras instituciones, por lo que, si percibe alguna remuneración extra como directora de la TOA, es un misterio.

En tanto que el director de Servicios Urbanos figura en la nómina de la Junta con un salario de G. 6.229.640, bonificación de G. 1.315.700 y subsidio médico de G. 208.319. Al igual que su esposa, Chávez no figura en planilla de funcionarios del Municipio actualizada a agosto y no se sabe si tiene asignada alguna suma.

Comisionado del Ministerio de Salud, desembarcó en la Municipalidad Edwin López Cattebeke, actual director general de Administración y Finanzas, antes jefe de la Unidad Operativa de Contrataciones N° 3.

Su traslado temporal a la institución se dio con Nenecho Rodríguez. Autorizado por resolución de la cartera sanitaria N° 397, de fecha 11 de febrero de 2021.

López fue director financiero del Ministerio de Salud y titular del Instituto Paraguayo de Artesanía. Publicaciones periodísticas lo citan como uno de los que firmaron cheques por G. 18.000 millones a favor de las firmas Insumos Médicos SA y Eurotec SA en concepto de anticipo por dotación de equipos médicos, que finalmente fueron rechazados.

El funcionario percibe sueldo de G. 13 millones en el Ministerio de Salud, y en la Municipalidad, bonificación por responsabilidad en el cargo, G. 3.840.000; gastos de representación, G. 3.000.000, y otros gastos del personal, G. 1.844.182, según planillas de funcionarios al mes de agosto.

Su esposa es Miriam González, funcionaria municipal con cargo de coordinadora. La mujer se la pasa en su perfil de Facebook promocionando a su jefe. Con un ingreso mensual que orilla los G. 12 millones, González ejerció en sus redes sociales una férrea defensa de las compras que realizó Nenecho por pandemia.

Otra pareja favorita de Nenecho es la conformada por Éver Aranda y Alison Miño. Aranda es funcionario de la Policía Nacional, comisionado a la Comuna bajo la administración de Óscar Rodríguez.

El funcionario de la Policía es nada más y nada menos que director de Transparencia y Anticorrupción de la Municipalidad. En la Policía percibe G. 3.800.000, y en el Municipio bonificación por responsabilidad en el cargo, G. 2.035.114; gastos de representación, G. 2.250.000; complemento, G. 2.629.640, y otros gastos del personal, G. 6.105.341, según planillas de funcionarios a agosto.

Su pareja, Alison, es funcionaria de la Junta Municipal, comisionada a la Intendencia. Su traslado temporal se habría dado también bajo la administración de Nenecho Rodríguez.

El intendente electo soporta denuncias sobre supuestas irregularidades con los fondos que destinó por emergencia sanitaria.

Jueza debe definir en caso de Comuna

Asunción Johanna Ortega solicitará al juzgado que se expida sobre la situación de desacato de la Municipalidad de Asunción. La causa, que se encuentra en el Juzgado de Primera Instancia Laboral, Tercer Turno, aún no cuenta con una posición sobre el incumplimiento del amparo que benefició a Ortega para la publicación de los documentos de las adjudicaciones en pandemia. “Solo un tercio de los documentos están disponibles, nosotros solicitamos por todo el fondo de emergencia del rubro 831, además figuran solo los de las compras Covid; en el amparo se refiere a todas las compras de ese periodo y por ese rubro”, explicó Ortega. Agregó que esperan que la jueza decida qué hacer con relación al desacato dentro del plazo que se ordenó a la Comuna.